¿Sabías que el Labneh o queso de yogurt es una preparación muy tradicional del Medio Oriente?
Este queso de yogurt tiene la particularidad de ser muy fácil de preparar y de ser menos ácido que el queso tradicional, lo que lo hace el complemento perfecto para el hummus de garbanzo, ensaladas, carnes, o para servirlo como aperitivo, con triángulos de pan pita.

Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: 5 min. Reposo: 12 hrs aproximadamente
Porciones: 4

Ingredientes:

  • Gasa o tela tipo estameña
  • 500 g de yogurt natural no endulzado
  • Sal (1/4 o 1/2 cucharadita rasa)
  • Aceite de Oliva Extra Virgen Terra Santa para servir
  • Especias al gusto para servir
  • Hierbas frescas al gusto para servir

Preparación:Escoge una gasa o tela tipo estameña limpia, que no pierda hilo ni tenga olores extraños, evitando las que hayas sido lavadas con suavizante. Dispón cubriendo un colador grande, preferiblemente de malla fina, y colocar este sobre un cuenco, de tal modo que haya un hueco amplio bajo el colador.

  • Escurre el líquido que pueda llevar el yogur al abrirlo, añade la sal y revuelve. Si usas  yogures individuales, mézclalos todos juntos primero en otro recipiente con la sal y remueve con una varillas.
  •  Vierte con cuidado sobre la gasa. Lleva al refrigerador y deja reposar varias horas, revolviéndolo un poco cada tres o cuatro, si es posible. Dependiendo del tipo de yogur y la consistencia deseada, podemos dejarlo desde 12 horas hasta un máximo de dos días.
  •  Termina de escurrir apretando bien los extremos de la gasa, retorciéndola. Saca el labneh con una cuchara y guarda refrigerado, en un recipiente hermético, hasta diez días, algo menos si se abre constantemente. O usa inmediatamente, servido con aceite de oliva Terra Santa, especias y hierbas a gusto.
Abrir chat
¿Quieres comprar? Contáctanos!